UNA PRÓTESIS


 

 

Agradezco a Emilio Daniel Silva Segura por permitirme el uso de este Oleo que es de su autoría

Cuantas veces no nos ha tocado decirle a alguien en la casa, o en su defecto a algún amigo, que camine con más gallardía, o menos desparpajo; o con más elegancia

Lo que es peor aún, uno que acostumbraba “apantallar” a las muchachas con su energía, con su postura, ustedes saben, tal y como es del uso de los machos en casi todas las especies  cuando se trata de llamarles a las hembras  la atención para aparearse; o de ahuyentar al rival para que no dé batalla y de pronto después de treinta y tantos años nos percatamos que andamos caminando inclinados hacia el frente, o parados con los hombros caídos y la barriga relajada.

O aquél que arrastra los pies al caminar y le pide permiso a uno para mover el otro….

Bueno, imagínense lo que sentí y lo que pensé cuando vi a un hombre  en short con una prótesis metálica que semejaba nuestra osamenta pero sin disimulo cosmético. Sin complejos, sin vergüenza, yo diría que ni con orgullo; sino sobrio.

Era al menos desde la rodilla o más arriba que estaba interactuando con su organismo, las dos extremidades inferiores eran obra de un milagro, un milagro de los muchos que hace El Hombre, afortunadamente como genero siempre hay alguna mujer o un varón que salgan al quite y se dediquen a pensar, a razonar; a estudiar

El Iba caminando a un paso envidiable, eso sí, valorando estoy seguro esa gran oportunidad. Yo desde entonces trato de no perder la galanura.

 

14 comentarios en “UNA PRÓTESIS

  1. Amigo, ¿qué si la apostura para el cuerpo y la galanura para el alma?
    No trato de corregir nada, faltaría más; sino de llegarte mi buen ánimo acera de tu escrito.
    Me parece muy bien que el cuerpo en su compostura se muestre sobrio, sin vergüenza y sin orgullo atildado. Es gran cosa, por supuesto; incluso con prótesis, que tampoco deben ser blandidas como banderas ni de mérito ni de lástima. Convndría que el culto al cuerpo se templara, que ya entra en demasía exagerada.
    Dignidad el hombre debe mostrar en todo, pero sin duda en la galanura propia del alma. ¿Se lleva eso? ¡Ah!….
    Confío en tu entender, pues a ti te digo sobre tu escrito.
    Un gran abarzo, querido Carlos

  2. Agradezco enormemente tu comentario, yo soy alguien que sigue sorprendiéndose e impresionándose de lo que ve en la gente, me dice mucho de lo que soy o puedo ser y así esta publicación y todo lo que llegue a publicar bajo la categoría de Comedia Humana es siempre un reflejo de la vida real.

  3. Es la propia vida la que nos muestra como se ha de vivir, donde estamos y adonde vamos. El ejemplo de los otros debe ser también parte de nuestro amor y enseñanza. Gracias, me has hecho pensar.

  4. Yo te conozco por medio de tus intervenciones en la red y siempre he admirado tu agilidad y nitidez de pensamiento al igual que los innumerables recursos que utilizas para comentar respecto a cualquier tema.
    Muchas gracias por tu visita y por tu comentario…

  5. Es bueno ver cada paso que damos como un milagro.
    Desde el comienzo mismo de nuestra existencia comenzamos a avanzar inexorablemente hacia nuestra tumba. Por eso cuando llegamos a nuestra vejez, caminamos tan despacio; es porque no queremos llegar al borde del abismo. Por eso también se nos caen los dientes. Para que los que nos van cargando al cementerio no hablen mal de nosotros diciendo: —No, pues por eso se murió. Estaba bien gordo. Pesa igual que un hipopótamo.

Deje un comentario por favor

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s