MESTIZO

Mucha gente del mundo, al igual que mis hijos, admira la cultura de la otra mitad de nuestros antepasados, los de  América, en particular a los Aztecas, Mayas, Incas,  Olmecas, Toltecas y Mexicas,  pero sin lugar a dudas todos los que no mencioné tienen la misma importancia y reconocimiento por sí solos. Sin embargo cuando los documentales o artículos en revistas se refieren a estas Culturas hacen resaltar un supuesto salvajismo y brutalidad amén de Idolatría de las mismas.

Hoy Nuestros Países pertenecen a los bloques de: Economías en Desarrollo, Países Emergentes, Países del Tercer Mundo, y como no había de ser así, no solamente fueron  avasallados nuestros antepasados, también nuestros Dioses; y es también cierto que somos hijos de una violación y abortamos a un mundo como Nueva Raza con todas las carencias, nuestras naciones no solamente fueron saqueadas sino que la riqueza  y la  educación pasaron a ser privilegio de unos cuantos, fuimos sus sirvientes por más de 300 años y eso causa traumas, cicatrices, tumores cancerígenos y sangrías en la autoestima de los individuos, los predispone a muchos al fracaso y a otros a la rebeldía . Sin embargo la única solución es que los que podemos intentemos cambiar  esta realidad para bien.

Y esta reflexión viene cuando veo en mis hijos que todos ellos se rebelan ante las etiquetas que nos ponen dentro de nuestro País nuestros  compatriotas de la clase privilegiada en el “Blog del diario vivir” a los Latino Americanos menos afortunados  y desde luego no pocos de otras razas, en no pocas otras tierras cuando a la gente corriente nos llama: Nacos, indios, apestosos, chusma, indiada, pobretones, chuntaros, mojados, ilegales, plebe, etcétera, etcétera y etcétera; mientras que a otros les dan la mano.

Estoy completamente de acuerdo con ustedes hijos, la barbarie no es nuestra característica, tal vez nuestros antepasados los espantaron con sus rituales pero es que no eran menos salvajes que cualesquiera de las Potencias Colonizadoras o Conquistadoras del resto del mundo y de todos los tiempos; algunos de ellos en forma esporádica o repetitiva.

Podría yo pensar en  La Gran Bretaña, Roma, Grecia, Macedonia, Mongolia, Francia, Persia, El Vaticano que dejó operar a “La Santa Inquisición” o acusaba de Herejes a los Científicos, Alemania, Japón, España, Estados Unidos, etc.,etc.,etc.

Allí queda.