FRENTE AL ESPEJO

Quiero que me contestes a cada una de las preguntas que yo te haga

No quiero pretextos, no trates de evadir ninguna, no me incomodes más,

medita si gustas por un momento pero responde sin chistar;  dime:

¿Has en realidad pasado hambre alguna vez en tu vida? y dije Hambre

¿Sabes lo que es el frio que más que tiritar hace que quieras llorar y no puedes ni hablar?

¿Alguna vez te has despertado en quién sabe dónde y sin saber hacia dónde tienes que caminar para llegar a tu casa?

¿Has sido acaso más espectador que parte pero al fin y al cabo factor de lo que lamentaron amargamente aquellos?

¿Has defraudado la confianza que gente buena depositó en tu persona al tratar de hacer uso de el bien más importante que esa persona guardaba, has robado; has defraudado?

¿Has arrastrado el orgullo de tu Padre al hacer cosas que él nunca te hubiera creído capaz?

¿Has fisgoneado donde no debías, digo, en cualquier otro lado era incorrecto pero allí precisamente donde no puedes siquiera pedir  perdón?

¿Mientes de manera sistemática porque ya no puedes parar de mentir, no tienes alternativa; eres solamente el producto de tus fantasías e invenciones y tú mismo crees que en realidad son las cosas así?

¿Eres egoísta hasta para darle amor a tu mujer y tu a cambio quieres ser tratado como lo sería un Príncipe?

¿Sabes qué? De hecho yo sé tus respuestas, ni siquiera tienes conciencia de que te has degradado, mejor mantente en silencio, creo que hasta tus respuestas me darían asco, sea que aceptes con cinismo o lo niegues con desparpajo me vas a enfadar más, mejor simplemente vete, ¡Largo, de una vez y para siempre, tal vez en otro lado puedas volver a empezar!

¡Y me fui!

¡Estoy de nuevo empezando, no es nada fácil ser mejor o menos malo, pero lo estoy logrando!

Anuncios