¡NO DEJAR DE LUCHAR!

Familia Silva Segura

Yo estaba esperando en que de un momento a otro, iba a verme afrontando, a la que posiblemente va a ser mi última batalla, y que necesariamente; la debo ganar.

No es que haya decidido no enfrentar el compromiso, lo que sucede es que, aparentemente,  no es todavía el momento oportuno; no se puede forzar al Destino.

Las cosas han de darse cuando tenga que ser, voy a ser paciente y llegado el momento, arremeteré con toda mi energía, es tiempo de demostrar que valgo lo que creo.

Siempre me he ostentado como un gran guerrero, es una mentira que de tanto repetirla, me la he creído, y en ocasiones, da la apariencia de que en realidad de eso estoy hecho.

Y no es una contradicción, uno es lo que quiere ser, no es fácil, hay que vencer al miedo, hay que tener vergüenza, es necesario no claudicar y soportar lo que haya que soportar.

Toda la gente cree que los valores a los que aspira, deberían de haber nacido junto con ellos, no es así, nosotros tenemos que formar a la persona que queremos ser: y luchar sin miedo.

Se puede uno decir a si mismo que ya se está  muerto, se puede uno convencer que va a vivir en La Gloria para siempre, y hasta puedes  arrastrar  a otros  contigo y lograr el triunfo, simplemente; ¡no hay quedejar de luchar!