CADA QUIEN SU DIOS

Agradezco a Emilio Daniel Silva Segura por permitirme el uso de esta imagen

Me encontré temprano el día de hoy con un personaje que realmente me dejó meditando después de la plática que sostuvimos. El tema fue uno de los que yo ya sabía que podía ser escabroso con cualesquier persona con la que intercambiara opiniones.

 
Nada más y nada menos que la existencia de Dios. El sostenía que ciertamente existe pero no necesariamente con el nombre con el que yo le conozco, ni con el que le han dado en un número sin fin de Culturas, donde por cierto, también lo describen con diferente imagen y se le venera en esencia y forma completamente disímbola.

 
Desde luego yo tuve la prudencia de no embarcarme de lleno en una polémica que no podría habernos llevado a buen puerto. Yo realmente no había pensado jamás que a otro individuo le importaran mis ideas en ese terreno, pero como  la educación me exige que respete yo las opiniones de otros, allí lo dejé con sus teorías.

 
Estoy feliz de haber tomado esa actitud, casualmente cuando terminé la diligencia que me había llevado al edificio en el cual nos conocimos el personaje en cuestión y yo, al ir saliendo de él, mientras esperaba para usar el elevador, dos personas comentaban que alguien con la descripción de ese hombre acababa de suicidarse unos minutos antes, arrojándose al paso de un auto enfrente de la puerta de acceso.

 
El hombre obviamente no sabía bien de mi Dios, yo no podría atentar contra la vida de nadie y menos contra la mía. Espero que pueda descansar en paz…..

Anuncios