EN MI ANIVERSARIO 61,…BASTANTE BIEN DESPUES DE TODO

Anuncios

MI PADRE

img041

El nombre de mi padre es: Teófilo Silva Velázquez, sabemos que para la mayoría el nombre no vale mucho, el llevaba un gran nombre; el de su señor Padre.
El era un “Silva”, no lo pregonaba pero actuaba con honor, no platicaba mucho de sus proyectos, pero los realizaba, no era de pleito; pero nadie se atrevía a faltarle.
Era trabajador como pocos, tierno y amoroso con su esposa, tolerante con mis defectos y a la vez cariñoso, le gustaba llevarme con él a entregar su trabajo.
Me compraba los taquitos más sabrosos que haya yo comido jamás, allá por las calles de San Juan de Letrán, por El Salto del Agua; de maciza o surtidita de puerco.
O los que vendían en San Lázaro, de tripa gorda, cocida y frita en su propio cebo, o de cabeza de res, bien sea de cachete, de trompa, de ojo, de lengua o sesos.
Me compró una chamarra de cuero, ¡Uff! ¡De lujo!….Ahora me gustaría agarrar una de piel, pero con todo y ser dueño de un Restaurant; nomas ¡mqh-mqh! (*).

 

(*) ¿Pueden hacer ese sonido: (mqh-mqh) gutural y desde luego con los labios cerrados?

NUESTRO 40 ANIVERSARIO…..

img001

¿Te acuerdas corazón mío que apenas y nos empezábamos a tratar cuando de

pronto ya estábamos casados? ¡Par de locos!

Hoy ya me conoces y sabes de la forma tan precipitada como tomo la mayoría de

mis decisiones, ¡sé muy bien lo que quiero!

Voy a estar para siempre a tu lado, y si no de presencia, voy a estarlo en esencia y

no sé cómo pero te voy a seguir cuidando.

¡A la memoria de Jesús Figueroa Silva!

 

Una de esas cosas que bien vale la pena hacer públicas…..Es el texto de una de las últimas veces que nos comunicamos mi primo y yo

“Que tal Chuy, es claro que hemos estado alejados  pero a mí me da mucho gusto este reencuentro  que estamos teniendo, yo viví inmerso en mis cosas cuando joven y de hecho me perdí en lo mío, y luego sumándole los ya 24 años que he vivido por acá en California pues acabamos por mucho tiempo distanciados.

Mi Primo “El Chuy”

img020

Querida Familia Figueroa Silva, discúlpenme que vaya yo a recordarles a mi querido Primo Hermano Chuy.
Para mí fue una muy dolorosa perdida, el formaba parte de mi niñez y fue importante para la formación de mi carácter.

El me defendió de un imbécil abusivo con quien siempre me enfrenté, pero en realidad le tenía miedo, aproximadamente por aquellos tiempos en que esta fotografia fue tomada.

Hace algunos años le iba a mandar un correo electrónico, siempre creí haberlo hecho y me extrañaba que no me hubiera contestado

Pero, resulta que ese correo se quedó en “draft” y apenas hoy me percaté.
Bueno, pues hoy se lo envié y espero que lo reciba……Hasta luego.

Carlos Silva Guzmán………..

Por cierto, nosotros eramos 6, ya se nos fueron 3; pero seguimos siendo 6