CAUTELA

Agradezco a Emilio Daniel Silva Segura por permitirme el uso de esta imagen

Hoy es uno de esos días en los que es mejor no utilizar mi pluma para plasmar en papel  lo que pienso, tal vez se presente una mejor oportunidad y en ese momento podré gritarlo.

 
No siempre resulta correcto ni educado el decir lo que uno siente, existe un protocolo de buenas costumbres que lo prohíbe, si no es necesario mencionarlo; es mejor callarlo.

 
Al final que se puede ganar con gritar a los cuatro vientos lo que le molesta a la gente, si casi por generalidad el que tendría que saberlo ni lo escucha, y si lo hiciera; no lo entiende.

 
Por el día de hoy otra vez voy quedarme callado, a mi me está intoxicando el no poder expulsar mi veneno, pero fuera de mí va a hacerle daño a muchísima más gente; no debo.

 
¡Pero es increíble que la causante ni siquiera se dé cuenta de todo el mal que me hace, y así es mejor, se imaginan si ella supiera lo que causa; con toda seguridad vendría a burlarse!

 

Anuncios