1,000,000 DE ROSARIOS

Alegres Mariposas

¿Así es que tú eres infeliz, porque no ha llegado a tu vida, un hombre que te ame como tú quieres?

 
Alégrate, a partir de hoy te voy a cambiar la mentalidad que has manejado al respecto, pon atención a todo lo que escribo para ti a continuación y si no te da resultado y estas desesperada comunícate conmigo, ya en caso desesperado  soy capaz de poner a 1000 beatas a rezar por ti cada una 1000 rosarios.

 

Para empezar tú no tienes que esperar que un individuo venga a proponerte una relación
Se trata de que salgas de casa, y dicho sea de paso, de caza también, la presa no debe suponer que te ha interesado, el va a creer que va a ser el cazador; te conviene.

 
Para esto necesito que salgas sin esa mentalidad con la que trataron de educarte tus padres, tías, abuelas, madrinas y primas quedadas, no hay pecado alguno en ser coqueta, no dije descocada; tienes que ser sutil y delicada. Si un hombre ve a una mujer que hace gala de sus encantos sin desparpajo y si se quiere hasta con descaro, solo va a utilizarla, al final ella va a creer que lo conquistó, que se lo llevó a la cama y que cuando quiso lo dejó sin siquiera darle el teléfono. ¡Guau! ¿Toda una triunfadora no?

 

Bien, ahora, si fueron a cenar y el tipo trata de que consumas bebidas embriagantes, si lo que quieres es nada más que te use, toma todo lo que quieras, si quieres conquistarlo; abstente. Tu mente clara no va a permitirle que te meta…en problemas.
Si es un avaro, si no sabe comportarse en la mesa, si no te escucha, si se la pasa hablando de él; no le contestes ya el teléfono por favor.

 
Ve al gimnasio, lleva un régimen alimenticio, piensa positivamente, y compórtate en el lugar al que vayas como sabiendo que tu eres el Non Plus Ultra de la seducción. Compórtate enigmática, misteriosa, interesante, si no sabes de un tema no lo toques, no les preguntes que si tienen compromiso, no te debe importar en que trabajan y si alguno da la impresión de que es formal y quiere hacer vida contigo; simplemente acepta, ¡Recuerda que solo vivimos una vida y hoy puede ser tu ultimo día!

 
Y si fracasas, hazlo de nuevo, y luego otra vez, y ya a la desesperada pues otra, pero no te quedes sola por favor o te doy trabajo como beata, a la que promete, la presento con un monje fracasado.
Ten mi tarjeta, me llamas….

Anuncios